Loading...
Educar en la infanciaUncategorized

APROVECHEMOS EL VERANO

¿Por qué tenemos que esperar a  fin de año para planificar nuevos propósitos o emprender un nuevo proyecto?.

No niego que yo también suelo hacerlo, pero para mí el mejor momento es cuando llega el verano. Desde que mis hijas eran pequeñas y terminaba el trajín del Cole compaginado con el trabajo, las clases extraescolares, el día a día de la casa, etc. Ese tiempo de vacaciones y de buen clima, me animaba ha planificar el siguiente año, a emprender  nuevas metas, nuevas rutinas y a hacer alguna mejora para el siguiente año escolar.

 

Siempre, a fin de año, al igual que en el inicio del verano, hago un balance de mi vida y reflexiono todo lo vivido, lo que me gustaría mejorar o cambiar tanto en lo personal, como en la dinámica de mi hogar, o  qué nueva meta me gustaría poder emprender. Es como comenzar una nueva etapa, eso me motiva, me ilusiona  y me llena de energía.

 

He de confesarles que en mi cabeza, siempre tengo proyectos nuevos, ganas de aprender cosas diferentes, conocer lugares o leer un montón de libros que voy coleccionando a lo largo de varios meses, de los cuales, voy dejando por el camino algunos de ellos  sin llegar a leerlos. Todo esto, incluido en  un bucle de actividades cotidianas de trabajo, casa y otras responsabilidades,  en las que, muchas veces,  quieres estar  y abarcar todo pero como es lógico,  no se puede y siempre dejas algo por fuera.

 

Pero con la madurez he ido aprendiendo a darle prioridad a lo que realmente importa en cada etapa de mi vida. Muchas veces me he visto desbordada y he tenido que priorizar entre: los hijos, el trabajo, la pareja, la familia, etc. antes de hacer mis  propios proyectos, claro que,! sin olvidarme de ellos!

También os digo que es un difícil ejercicio mental el aprender a concientizar y a saborear  cada momento, circunstancia y compañía.

 

Así que este post es tan solo para compartir con vosotros mis reflexiones de cómo podríamos  aprovechar el verano, quizás os pueda aportar  alguna idea  útil para que la podáis aplicar en mejora de vuestro bienestar personal y familiar.

 

Aprovechemos el verano para planificar nuevas rutinas en tu actividad física, incluye algo de ejercicio (salir a caminar, nadar,  rutinas  de ejercicios en casa, etc.), por poco que sea, así sea, media hora al día o algunos  días a la semana, es cuestión de tan solo comenzar con pequeñas metas para poder alcanzarlas y así motivarte a ir a por más.

 

Aprovechemos el verano para probar nuevas recetas de cocina, nuevos sabores, recetas que sean fáciles, rápidas de preparar  y sobre todo saludables. Reduce azúcares a tu dieta, incluye frutos secos  muy triturados si tienes niños pequeños, pon muchos colores a tus comidas, estos cambios serán beneficiosos para ti y para todos en casa.

 

Aprovechemos  el verano para escuchar música, ver películas en familia o  leer ese libro que lleva tanto tiempo aparcado, o sencillamente, incluye un libro que pueda ser inspirador y motivador para algún nuevo proyecto.

 

Aprovechemos el verano para disfrutar de tu pareja, si la tienes, o igualmente con tus amigos y familiares que tienes tiempo sin ver, comparte con ellos un paseo, un atardecer o sencillamente, una buena conversación.

 

Aprovechemos el verano para estar en contacto con la naturaleza, te cargará de energía, enséñales a tus hijos a disfrutar de ella. Sal a caminar por la playa, anímate al  senderismo por  la montaña, planifica un picnic sencillo al campo, así sea, con bocatas y fruta, te aseguro que a tus peques les  encantará.

 

Aprovechemos el verano para dar movimiento a tu casa, cambia de sitio algún mueble o pinta una estancia de un color diferente, eso le dará un nuevo aire a tu hogar.

 

Aprovechemos el verano y siembra un minihuerto (tomates Cherry, plantas aromáticas, lechugas, etc.), hasta en un balcón puedes hacerlo con tus peques usando algunas macetas, a ellos les hará mucha ilusión ver crecer sus  lechugas,  o llegar a comer sus tomatitos recogidos  de la planta.

 

Aprovechemos el verano para lograr una buena higiene del sueño, sé que es difícil en esta temporada por el calor y que oscurece mucho más tarde, pero trata de adquirir buenos hábitos del sueño, por ejemplo: no veas pantallas 1 o 2 horas antes de acostarte a dormir, planifica tus 7 a 8 horas de descanso, no te acuestes recién cenada. Estos pequeños cambios de hábitos, hacen una gran diferencia.

 

Aprovechemos el verano para planificar una nueva rutina para cuando termines tus vacaciones y comenzar el nuevo año escolar.

Regresa del verano con el buen sabor de boca del tiempo bien aprovechado y lo bien que lo has invertido en beneficio tuyo y de los tuyos.

 

 

Feliz Verano a todos!!

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This