Loading...
Uncategorized

¿GOLPE DE CALOR, QUÉ ES Y CÓMO PREVENIRLO?

Con un verano tan caluroso en el que los termómetros han llegado a tan altas temperaturas, es importante que los padres tengan conocimiento de lo qué es un golpe de calor, cómo detectarlo a tiempo, y sobre todo, cómo prevenirlo, pues esta situación es más vulnerable en los niños y puede llegar a ser de extrema urgencia.

 

Los niños menores de 4 años, y sobretodo los menores de 1 año, son los más vulnerables, debido a que su temperatura corporal sube más rápido que la de los adultos porque sus reservas de agua son menores y su sudoración y aparato respiratorio aún están inmaduros.

 

¿QUÉ ES UN GOLPE DE CALOR?

 

Es cuando nuestro cuerpo se eleva a una temperatura excesiva (sobrecalentamiento corporal) debido a una exposición de altas temperaturas, por no estar debidamente hidratado o por realizar un ejercicio físico intenso.

 

Este sobrecalentamiento corporal, producido por la exposición a altas temperaturas, genera pérdidas de líquidos y sales corporales (deshidratación), altera el adecuado funcionamiento de regulación térmica corporal y, en consecuencia, llegan a afectar el adecuado funcionamiento de órganos vitales.

 

¿CÓMO DETECTARLO?

 

Hay que estar pendiente de la aparición de ciertos síntomas como:

La piel seca y muy caliente.

Respiración rápida y superficial.

Debilidad o calambres musculares.

 

Los niños que sufren un golpe de calor, pueden presentar: fiebre mayor de 40º, mareos, dolor de cabeza, vómitos, irritabilidad y aceleración de los latidos cardiacos.

En situaciones más graves pueden llegar al desmayo o pérdida de conciencia.

 

 

¿QUÉ HACER SI SOSPECHAMOS DE UN GOLPE DE CALOR?

 

Un golpe de calor es una  urgencia médica extrema, en la que apenas se sospeche se debe  actuar con prontitud, pues puede ocurrir en apenas unos minutos que, si no se trata a tiempo, puede evolucionar a un estado crítico y provocar la muerte.

 

Ante la sospecha de un golpe de calor, es importante trasladar al niño al hospital y mientras tanto cumplir con las siguientes recomendaciones:

 

Colocar al niño en un sitio de sombra, fresco y ventilado,  tumbado boca arriba.

-Quitarle toda la ropa que no sea necesaria.

-Refrescarlo con compresas de agua fría (no hielo) por cara, cabeza, cuello y pecho.

-Darle a beber agua fría si el niño esta consciente y sin vómitos.

-Si el niño esta inconsciente, llamar al 112, quedarse a su lado en todo momento y, de ser necesario, ante una parada cardiaca, realizar reanimación.

 

¿CÓMO  PODEMOS PREVENIRLO?

 

El mejor tratamiento para el golpe de calor es anticiparnos y tomar una serie de precauciones para evitar que el niño NO corra el riesgo de esta situación.

 

Lugares frescos; mantener los niños en lugares a la sombra, con aire acondicionado o ventiladores si es posible.

 

Refrescarlos; es aconsejable que se bañen o se mojen con paños húmedos la cara, cuello y cabeza  con cierta frecuencia.

 

-Hidratarlos: es importante ofrecerles con frecuencia líquidos o pecho en los lactantes, sin esperar a que ellos lo pidan.

Las comidas se recomiendan que sean frescas y ligeras (frutas, verduras frescas, etc.).

 

Limitar el ejercicio físico excesivo en las horas más calurosas (horas centrales del día). Proponles en esas horas realizar actividades o juegos más tranquilos.

 

Ropa adecuada: cuando haga mucho calor es aconsejable ponerles ropa ligera, que transpire, holgada y de colores claros.

 

Protégele la cabeza con gorros o sobreros ligeros.

 

Aplícale protector solar siempre que estén expuestos al sol.

 

No dejar a los niños solos en el coche bajo ningún concepto, ni aunque dejéis las ventanillas abiertas,  ni al sol, ni a la sombra. Pues los vehículos en verano, pueden alcanzar temperaturas altísimas en su interior.

 

Si veis un niño solo en el coche, localizar a sus padres o llamad al 112.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This