Loading...
Uncategorized

TRASTORNOS DEL SUEÑO: EL SONAMBULISMO

El sonambulismo es una parasomnia  es decir una conducta no deseable que ocurre durante el sueño alterándolo.

 

Al inicio del sueño se entra en una fase NREM (siglas en ingles que significan de ausencia de movimientos rápidos de los ojos) .En esta fase el sueño es muy profundo y es difícil despertar al niño. Se produce en las primeras horas de sueño.

Es en esta fase donde ocurre el SONAMBULISMO y los terrores nocturnos.

 

Luego continua una fase llamada REM (siglas en inglés de movimientos rápidos de ojos)  es la que se produce en las últimas horas de la noche y en las que es fácil despertar al niño o que este se despierte de forma espontánea.

Es en esta fase que ocurren los sueños, las pesadillas, que si se despierta el niño será capaz de recordarlos.

 

El SONAMBULISMO

 

Tiene una prevalencia del 15% en edades comprendidas entre los 3 y los 15 años. El 60% de los niños sonámbulos tienen algún antecedente familiar sonámbulismo.

 

El niño se despierta en la primera parte de la noche y comienza a andar con normalidad.  Es capaz de realizar acciones que hace de forma automática a lo largo del día (abrir puertas y ventanas, encender la luz, vestirse o salir de casa) a veces si les hablas, pueden responder parcialmente.

 

Siempre mantienen la misma actitud, no reconocen sus padres, no se despiertan, ni recuerdan la experiencia al día siguiente.

 

La duración del episodio  puede variar entre 10 y 30 minutos y  no suelen repetirse varias veces en una misma noche.

 

RECOMENDACIONES PARA LOS PADRES

 

Los padres de un niño sonámbulo deben prevenir posibles accidentes evitando que durante la noche tenga acceso a ventanas, escaleras, objetos punzantes etc.

Como el sonambulo es capaz de realizar automatismos aprendidos durante el día (abrir puertas, ventanas, etc.) utilicen sistemas de seguridad diferentes por el día y por la noche (un simple pestillo que se cierra de manera diferente será  suficiente.

 

Procure no despertarlo y trate de volverle a acostar comprobando que se queda dormido en su cama.

 

En la mañana siguiente no le comente el episodio. El no lo recordará y la preocupación por su conducta puede incrementar el número de episodios.

 

El sonambulismo puede ser extinguido en un 80% de los casos mediante despertares programados. Esta técnica consiste básicamente en producir un microdespertar (despertador, padres …)  del sueño profundo minutos antes  (entre 10 y 30 minutos) de la hora habitual del episodio pues es interesante conocer que esta parasomnia suele producirse siempre a la misma hora en relación con el momento del inicio del sueño.

 

CUANDO CONSULTAR UN EXPERTO

 

Si observa en el niño cansancio, somnolencia durante el día, irritabilidad, cambio de carácter o los episodios son extremadamente agresivos.

 

Si en la familia no existen antecedentes de sonambulos.

 

Si su hijo no ha tenido nunca episodios de sonambulismo y estos aparecen al llegar a la adolescencia.

 

 

 

 

2 comments
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This